Desde su debut destructivo a finales de 2012, The Shield ha desatado su marca traicionera sobre las diferentes estrellas de la WWE entre ellos están Team Hell No, Ryback y John Cena entre otros.

En las últimas semanas, Randy Orton y Sheamus se han visto envueltos en un peligroso juego del gato y el ratón con el impredecible vestido de negro trío. La intensificación del conflicto se derramo en el evento principal del 01 de marzo en SmackDown, un ambiente caótico en el que la furia de un gigante entrara en el juego nada mas y nada menos que The Big Show. Cuando Román Reigns accidentalmente tropezó con Big Show en una pelea tras el partido con Orton y Sheamus, la potencia The Shield recibió un devastador golpe del atleta más grande del mundo.