Zlatan Ibrahimovic y el Paris Saint-Germain ganaron su apelación ante la UEFA, y el delantero sueco podrá jugar contra el Barcelona en el partido de ida por los cuartos de final de la Champions League. La comisión de apelaciones de la UEFA eliminó el segundo partido de la suspensión impuesta a Ibrahimovic por cometer una falta sobre Andrés Guardado y ser expulsado al final del partido de ida de la serie por octavos de final contra el Valencia. El ariete cumplió con la suspensión obligatoria de un encuentro en el empate 1-1 que selló el boleto del PSG a los cuartos de final, y ahora podrá jugar ante el Barsa el martes en París.

Anuncios