España impuso en el Estadio de Francia su estatus de campeón del mundo con una valiosa victoria (0-1) ante los Bleus que les devuelve la primera plaza de la clasificación del grupo I del Mundial de 2014 y deja a los de Vicente del Bosque en buena posición para lograr el boleto directo para Brasil. Con la clase y el juego que han hecho de la Roja la mejor Selección del momento, España doblegó a una Francia que se conformó con defender en el primer tiempo y que se vio sorprendida por un tanto de Pedro que le dejó sin capacidad de reacción. España ataja así los dos borrones de la fase de clasificación, ante Francia en el Vicente Calderón y, sobre todo, el empate concedido el pasado viernes contra Finlandia. El triunfo de España pone las cosas en su sitio. España lidera el grupo y vuelve a dominar a una Francia que en los últimos tiempos se le ha dado bien. Como en la pasada Eurocopa, como en el último amistoso en el Estadio de Francia, la Selección nacional se marchó con la victoria, ograda con su sello de calidad, la Roja más reconocible.

Anuncios