La noticia puede contener algún pequeño spoiler.

Dos corresponsales de la web americana Ewrestlingnews.com que se desplazaron anoche a Omaha, Nebraska para cubrir el show azul, señalaron que el integrante de Shield y campeón por parejas Roman Reigns podría haber sido lesionado en el evento principal del programa. Aparentemente a Reigns se le torció el tobillo durante su combate, el cual le enfrentaba junto con sus compañeros de Stable a Randy Orton, Big Show y Kofi Kingston. Reigns comenzó a cojear tras un spot con Orton cerca de las cuerdas (ring apron).

 

El luchador continuó cojeando el resto del combate y tras finalizar el mismo salió hacia el backstage ayudado de un árbitro. En el post-show no estuvo junto a sus compañeros, que como es habitual se enfrentaron a los babyfaces recibiendo una paliza. De momento no se conoce el alcance de su lesión, pero no parece que la misma sea muy grave.